alimentos probioticos

¿Qué son los probióticos?

Alimentos probióticos foto portada

Los probióticos: potenciadores de la salud intestinal

En los últimos años, los probióticos se han convertido en un tema popular en el campo de la salud y el bienestar. Estos microorganismos vivos, que se encuentran en alimentos y suplementos específicos, pueden proporcionar una amplia gama de beneficios para la salud. Desde mejorar la digestión hasta fortalecer el sistema inmunológico, los probióticos se han ganado la reputación de ser potenciadores de la salud intestinal.


Sin embargo, cuando se trata de mantener una salud intestinal óptima, tanto los prebióticos como los probióticos son esenciales. Si bien tienen diferentes funciones, funcionan de forma sinérgica para ayudar a mantener nuestro microbioma intestinal, el increíble mini ecosistema de microorganismos vivos que residen dentro de nuestro tracto digestivo.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son las bacterias vivas, que podemos consumir, ya sea a través de alimentos o suplementos probióticos, que ayudan a respaldar no solo nuestra salud intestinal, sino también nuestra función inmunológica y nuestro bienestar en general.
 

Pero, a pesar de sus beneficios para la salud, no existe un perfil probiótico perfecto o cepas de bacterias que sean adecuadas para todos. Por tanto, lo mejor que podemos hacer es comer una dieta balanceada y rica en nutrientes que incluya alimentos fermentados llenos de probióticos naturales.


Icono probióticos Ganbatte Superfoods

 

Nutriendo la flora intestinal: ¿Qué alimentos son ricos en probióticos? 

La flora intestinal, también conocida como microbiota, es una comunidad diversa de microorganismos que habita en nuestros intestinos. Estos microorganismos incluyen bacterias, levaduras y otros microbios, y su equilibrio adecuado es esencial para mantener una buena salud digestiva y un sistema inmunológico fuerte.


 Los alimentos probióticos son aquellos que contienen cepas específicas de microorganismos vivos que, cuando se consumen, pueden ayudar a restaurar y mantener el equilibrio de la flora intestinal. Algunos ejemplos de alimentos probióticos incluyen:

  •  Yogur: El yogur es uno de los alimentos probióticos más conocidos y ampliamente disponibles. Contiene bacterias beneficiosas como Lactobacillus y Bifidobacterium, que pueden ayudar a mejorar la digestión y fortalecer el sistema inmunológico.
  • Chucrut: El chucrut es repollo fermentado y es una excelente fuente de probióticos. Durante el proceso de fermentación, se producen bacterias ácido lácticas que promueven la salud intestinal.
  •  Kéfir: El kéfir es una bebida fermentada a base de leche o agua. Contiene una variedad de bacterias y levaduras beneficiosas que pueden mejorar la salud digestiva y la absorción de nutrientes.
  •  Kimchi: Originario de Corea, el kimchi es otro alimento fermentado que contiene una mezcla única de bacterias beneficiosas y especias. Es conocido por su sabor picante y sus propiedades probióticas.

 alimentos probioticos


Beneficios de los probióticos: más allá de la salud digestiva

Si bien los probióticos son conocidos principalmente por su impacto en la salud digestiva, sus beneficios van mucho más allá de eso. Aquí hay algunas formas en las que los probióticos pueden ayudar a mejorar nuestra salud en general:

  1. Salud cerebral: Existe una estrecha conexión entre el intestino y el cerebro, conocida como el eje intestino-cerebro. Los probióticos pueden influir positivamente en esta relación, ya que ayudan a regular la producción de neurotransmisores y contribuyen a mantener un equilibrio emocional. Algunas investigaciones sugieren que los probióticos pueden tener efectos beneficiosos en trastornos como la depresión, la ansiedad y el estrés.
  2. Sistema inmunológico: Los probióticos fortalecen nuestro sistema inmunológico y ayudan a protegernos contra enfermedades. Estimulan la producción de células inmunitarias y sustancias protectoras, lo que resulta en una respuesta inmunitaria más efectiva. Además, se ha observado que los probióticos pueden reducir el riesgo de alergias, ya que regulan la respuesta inflamatoria del cuerpo.
  3. Salud vaginal: Los probióticos desempeñan un papel importante en el equilibrio de la microbiota vaginal. Mantener una flora vaginal saludable es fundamental para prevenir infecciones como la vaginosis bacteriana y las infecciones por hongos. Al tomar probióticos específicos, se puede promover un ambiente vaginal óptimo y prevenir la proliferación de microorganismos dañinos.
  4. Salud dermatológica: La piel es otro órgano que se beneficia de la acción de los probióticos. Estos microorganismos ayudan a fortalecer la barrera cutánea, reducir la inflamación y promover una piel saludable. Se ha demostrado que los probióticos son eficaces en el tratamiento de afecciones como el acné, la dermatitis atópica y la rosácea.
  5. Mejora de la digestión: Los probióticos pueden ayudar a aliviar los síntomas de trastornos digestivos como el síndrome del intestino irritable, la diarrea y el estreñimiento. También pueden promover la salud de la mucosa intestinal y mejorar la absorción de nutrientes.

 

¿Qué son los prebióticos?

Si piensa en su intestino como un jardín, los prebióticos son similares a los fertilizantes, ya que ayudan a nutrir y alimentar a las bacterias beneficiosas en el intestino, fomentan su proliferación y también ayudan a reducir los niveles de bacterias intestinales patógenas en nuestro sistema digestivo.


Los prebióticos son fibras vegetales no digeribles que son resistentes a la digestión y pasan por el estómago y el intestino delgado para ser metabolizadas por bacterias en el intestino grueso o colon. Como puede ver, los alimentos prebióticos también son esenciales para la salud digestiva, ya que sin una ingesta adecuada de prebióticos, es posible que sus microbios beneficiosos no reciban la nutrición que necesitan para prosperar.


La fibra prebiótica soluble es particularmente buena para nuestra salud intestinal, ya que cuando la fibra soluble es metabolizada por bacterias y fermentada en el colon, el subproducto de esta fermentación es la producción de ácidos grasos de cadena corta, como butirato, propionato y acetato. Estos compuestos antiinflamatorios son esenciales para nuestra salud inmunológica y cerebral, así como para nuestra salud intestinal, ya que ayudan a mejorar la función de barrera intestinal y previenen efectos secundarios como el estreñimiento.


Curiosamente, en el mundo occidental, nuestra ingesta de fibra dietética es mucho más baja que la de las personas que viven en regiones no industrializadas, y algunas comunidades rurales de África incorporan hasta siete veces más fibra en sus dietas. Una menor ingesta de fibra está relacionada con una menor diversidad microbiana en el intestino humano, resultando en una salud intestinal más pobre.

¿Qué alimentos son ricos en prebióticos?


alimentos prebioticos

  • Cebolla y ajo: Estos vegetales contienen fructooligosacáridos (FOS), un tipo de fibra prebiótica que estimula el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino.
  • Espárragos: Son una excelente fuente de inulina, otro tipo de fibra prebiótica que ayuda a alimentar y promover el crecimiento de bacterias intestinales saludables.
  • Alcachofas: Las alcachofas son ricas en inulina y FOS, lo que las convierte en una opción ideal para aumentar la ingesta de prebióticos.
  • Plátanos: Los plátanos contienen almidón resistente, una forma de fibra prebiótica que no se digiere en el intestino delgado y sirve como fuente de alimento para las bacterias beneficiosas en el colon.
  • Raíz de achicoria: La raíz de achicoria es una fuente concentrada de inulina y se utiliza a menudo como suplemento prebiótico.
  • Avena y otros cereales integrales: Los cereales integrales, como la avena, el trigo integral y la cebada, son ricos en fibra prebiótica que alimenta a las bacterias intestinales saludables.
  • Legumbres: Las legumbres, como los frijoles, los garbanzos y las lentejas, son una fuente de fibra prebiótica, además de ser ricas en proteínas y otros nutrientes.
  • Manzanas: Las manzanas contienen pectina, una fibra prebiótica que ayuda a mantener un equilibrio saludable en la microbiota intestinal.
  • Semillas de lino y chía: Estas semillas son una fuente de fibra soluble, que actúa como prebiótico en el intestino y promueve la salud digestiva.
  • Yogur y otros productos lácteos fermentados: Además de ser una fuente de probióticos, ciertos productos lácteos fermentados como el yogur contienen oligosacáridos lácteos, un tipo de prebiótico.

 
Como puedes ver, tanto los prebióticos como los probióticos juegan un papel fundamental en nuestra salud intestinal y bienestar general. En Ganbatte Superfoods adoptamos esta relación sinérgica con nuestro suplemento Boost, que te ayudará a potenciar tu salud intestinal cada día. 
 

Ahora que sabes un poquito más sobre la importancia que cuidar nuestros bichitos, te dejamos el enlace a nuestra bebida favorita Kombucha (en particular la de Komvida, ¡nos encantan sus sabores!), repleta de sabor, refrescante y muy muy buena para nuestro mini ecosistema intestinal. 

 

Lo más importante es que: ¡necesitamos diversidad en nuestra flora intestinal!  

 

Escrito por Ana Saiz 
Co fundadora de Ganbatte Superfoods 

Puede que te interese

Higiene del sueño, ¿Qué es?
7 tips para eliminar la fatiga matutina

4 comentarios

Carlos

Carlos

Totalmente de acuerdo con la información del blog. Tengo divertículos en el intestino y los probióticos me han cambiado la vida totalmente.

Raquel

Raquel

No tenía ni idea de la inmensa cantidad de funciones que tienen los probióticos en nuestro cuerpo, me ha resultado súper interesante!

Beverley

Beverley

A great read! Didn’t even know prebiotics existed – looking forward to your next post🤪🤪👌👌

Beverley

Beverley

I A good read! I didn’t even know prebiotics existed – looking forward to your next post👍🤪

Dejar un comentario

Todos los comentarios se revisan antes de su publicación.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.