7 RAZONES PARA TOMARSE EL DESCANSO Y LA RECUPERACIÓN MÁS EN SERIO

7 RAZONES PARA TOMARSE EL DESCANSO Y LA RECUPERACIÓN MÁS EN SERIO

El ejercicio se considera beneficioso para la salud, ya que puede contribuir a mantener un peso saludable, mejorar la forma física, fortalecer el corazón, potenciar la capacidad cognitiva e incluso apoyar el bienestar mental.

Sin embargo, como ocurre con muchas cosas en la vida, el ejercicio también tiene su lado negativo. El exceso puede ser perjudicial. Si no se toma el tiempo suficiente para descansar y recuperarse adecuadamente entre las sesiones de ejercicio y los entrenamientos, existe el riesgo de sobreentrenamiento.

Hombre descansando
La cantidad de descanso y recuperación que necesitas dependerá de muchos factores diferentes, como tu edad, salud, estilo de entrenamiento y, ritmo de vida. Solo tu puedes saber cuánto ejercicio es adecuado para ti,  es muy importante escuchar a tu cuerpo en lugar de basarse únicamente en información externa.

  • Meseta en progreso: ¿ya no ves resultados emocionantes?
  • Fatiga: ¿te preguntas adónde se ha ido esa energía inducida por el ejercicio?
  • Insomnio: ¿los latidos de tu corazón te mantienen despierto por la noche?
  • Lesiones, infecciones y enfermedades frecuentes
  • Dolor crónico: ¡realmente no deberías estar adolorido todo el tiempo!
  • Cambios en el estado de ánimo: ¿estás irritable todo el tiempo?
  • Cambios hormonales, como pérdida del período o disminución de la libido.

Sobreentrenar puede tener un impacto extremadamente negativo en tu mente, cuerpo y alma.

 

7 razones para tomarte el descanso y la recuperación más en serio.

1-. El sobreentrenamiento conduce al desequilibrio hormonal


Sin suficiente descanso y recuperación entre los entrenamientos, la producción de hormonas de tu cuerpo se ve interrumpida. En primer lugar, el estrés físico del ejercicio intenso desencadena la misma respuesta en el cuerpo que el estrés emocional, por lo que el sobreentrenamiento puede conducir a niveles de cortisol crónicamente altos.

Si ya estás emocionalmente estresado, un entrenamiento desafiante puede parecer una buena manera de relajarse, pero esto agravará los efectos nocivos del cortisol y no te hará ningún bien a largo plazo. En este caso, opta por un movimiento suave y consciente y concéntrate en la respiración profunda.


Análisis de hormonas
Sin suficiente descanso, tus hormonas sexuales como la testosterona, la progesterona y el estrógeno disminuirán. Cuanto más bajos son estos niveles de hormonas, más difícil es para nuestros cuerpos equilibrar el cortisol. Y sí, este desequilibrio aplastará por completo tu libido porque el modo de supervivencia = ¡sin apareamiento! El cortisol se eleva aún más y el ciclo continúa hasta que finalmente agotas tus glándulas suprarrenales.

Cuando esto sucede, los índices hormonales, incluido el del cortisol, caen peligrosamente bajos. Esto da como resultado presión arterial baja, absorción deficientes de los nutrientes de los alimentos que comemos, fatiga severa, etc.

 

2-. El cuerpo descompone el tejido muscular para sobrevivir.


Cuando los niveles de cortisol se elevan durante demasiado tiempo, terminamos en un estado catabólico. Este es un mecanismo de supervivencia por el cual el cuerpo descompone el tejido muscular para obtener energía, antes de almacenar el exceso de energía en forma de grasa.

Pareja haciendo ejercicio

La grasa es más densa calóricamente, que es precisamente lo que necesitamos en una situación real de supervivencia. Sin embargo, generalmente no es el objetivo del juego cuando se trata de hacer ejercicio.

La falta de descanso y recuperación no solo detendrá y revertirá tu progreso, sino que a través del proceso de catabolismo, también reducirá tu resistencia inmunológica, reducirá tu salud mental y destruirá tu salud gastrointestinal. Pero eso no es todo…

 

3-. El ejercicio adicional no es igual a la salud adicional


Como puedes ver, ir más allá en el gimnasio no equivale a una mayor condición física y una mejor salud. No es tan simple. De hecho, aquellos que hacen demasiado ejercicio de alta intensidad tienden a tener una salud similar a la de aquellos que no hacen nada de ejercicio. 

Además de la disminución de la libido tanto en hombres como en mujeres debido a la fatiga y al desequilibrio hormonal, existe algo llamado la tríada de la atleta femenina. Esta es la combinación de osteoporosis, pérdida de la menstruación y trastornos alimentarios que pueden resultar del ejercicio excesivo y la restricción calórica.

Chica haciendo estiramientos

Si bien un equilibrio saludable de ejercicio y recuperación es excelente para respaldar un sistema inmunológico fuerte y saludable, el sobreentrenamiento puede suprimirlo. Hasta 72 horas después de un entrenamiento intenso, tenemos una inmunidad deteriorada porque el sistema inmunitario está ocupado reparando y haciendo crecer nuestros músculos. La reparación de los músculos es lo que queremos, pero tenga en cuenta que es más fácil que las bacterias y los virus invadan y se arraiguen durante este tiempo.

 

 4-. El descanso y la recuperación reducen el riesgo de lesiones

 

¡El dolor suele ser una indicación bastante clara de que estás sobreentrenando! La tendinitis y las fracturas por estrés son comunes en personas que no se toman en serio el descanso y la recuperación. Estas lesiones se deben a traumatismos repetitivos y actividad parasimpática insuficiente, que es la parte del sistema nervioso responsable de la curación. Sin un descanso adecuado, tu sistema inmunológico no puede mantenerse al día con todas las reparaciones que tu cuerpo necesita.

Lesión muscular
Ya sea que corras, camines o levantes pesas, priorizar la recuperación reduce el riesgo de lesiones. 

5-. ¿Falta de progreso? ¡Puede que necesites más descanso!


¿Tu rendimiento en el ejercicio ha disminuido? ¿Te has estancado o revertido esos cambios físicos que alguna vez fueron emocionantes? ¡Es hora de descansar! El sobreentrenamiento puede acabar con tu progreso e incluso hacer que retengas o ganes peso, a pesar de todo el trabajo duro que estás haciendo.

¡No te estreses por eso! Si reduces la intensidad, comes bien y priorizas un buen descanso, pronto volverás a la normalidad. Aquí está la cosa; no nos ponemos en forma en el gimnasio, en la silla de montar, en la carretera o en la piscina. Nuestros entrenamientos producen un estímulo que eleva nuestro ritmo cardíaco, descompone las fibras musculares y hace que nuestras glándulas suprarrenales secreten las hormonas del estrés adrenalina y cortisol. Esto le permite al cuerpo saber que las cosas deben cambiar, y la parte en la que "nos ponemos en forma" viene más tarde.

El cuerpo se adapta al estrés del ejercicio durante los períodos de descanso. En otras palabras, es durante el descanso y la recuperación cuando realmente se producen los efectos físicos deseados del ejercicio. ¡Es durante nuestros días de descanso cuando ocurre la magia del fitness! Dominar el arte de la recuperación es clave para obtener excelentes resultados y mantener un estilo de vida saludable y de fitness a largo plazo.

 

6-. Dormir mejor significa que puedes manejar más entrenamiento


El sobreentrenamiento está causado por hacer ejercicio con más intensidad y más frecuencia de lo que su cuerpo puede soportar. Sin embargo, es posible que solo estés haciendo una cantidad moderada de ejercicio y aún así experimentes los efectos del sobreentrenamiento si no estás durmiendo lo suficiente.


Mujer dormida
Para empeorar las cosas, la falta de sueño es otro síntoma más de sobreentrenamiento, por lo que existe el peligro de entrar en un ciclo en espiral. El sueño es muy importante para su salud y bienestar general. Tanto es así, que un patrón de sueño sólido puede ayudarte a entrenar más duro y con más frecuencia.

 

7-. Una buena nutrición también aumenta la tolerancia al ejercicio


Alimentar bien tu cuerpo es esencial para aprovechar al máximo tus entrenamientos. Si tu objetivo es vivir con una salud y un estado físico óptimos, un programa de entrenamiento por sí solo no será suficiente. La nutrición es una parte fundamental del descanso y la recuperación, y es una parte integral de cualquier programa de ejercicio.

Alimentación variada

Todo lo que comes puede ayudar a sanar tu cuerpo o aumentar la carga estresante. Todos procesamos ciertos alimentos de diferentes maneras, así que siempre tenga en cuenta qué alimentos lo ayudan a sentirse mejor.

Sin embargo, hay nutrientes que todos necesitamos para funcionar y mantenernos saludables. La cantidad de proteína adecuada es esencial para la recuperación y reparación muscular, mientras que los carbohidratos nos brindan energía para entrenar al máximo, y las grasas saludables son esenciales para mantener nuestro equilibrio hormonal. ¡Y no nos olvidemos de todos esos micronutrientes que son vitales para todos nuestros procesos metabólicos! Por eso en Ganbatte elegimos apoyar a nuestro cuerpo diariamente con nuestro complemento de mañana Boost, repleto de micronutrientes  y nuestro complemento de noche Recharge, pensado para apoyar la recuperación y el descanso. 

 

Escrito por Ana Saiz 

Co Fundadora de Ganbatte Superfoods

 

Regresar al blog

2 comentarios

Llevo practicando deporte desde hace + 30 años y, he de decir, que me siento identificado, en los aspectos que se indican este interesante artículo.
Cuando era más joven pensaba que mi cuerpo era capaz de absorber todo el entrenamiento y mejorar, pero he aprendido que si lo sobre esfuerzas al final acabas con el sistema inmunitario debilitado y las lesiones te harán parar más tiempo que el que tomaría un periodo de recuperación.
Por ello, hay que saber escuchar al cuerpo y darle descanso cuando lo necesite y aprovechar los suplementos nutricionales que nos ofrece Ganbatte para mejorar nuestra salud.
Gracias.
Pedro L.

Pedro L

Muy interesante el artículo. Me han parecido muy útiles los consejos que dais. Los tendré en cuenta para mí día a día.

Paco

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.